El sistema patentado limpia las superficies de las ruedas y suelas de zapatos de una manera mecánica durante su paso. La rejillas galvanizadas con sus bandas de cepillos patentadas se encuentran dentro de cubetas de acero inoxidable, las cuales retienen la suciedad. Los cepillos especiales trabajan de una manera automática gracias a su posicionamiento inclinado y eso totalmente sin electricidad.




Los paneles de limpieza tienen una altura de solo 45 mm y son encastrados en el suelo. El acceso también puede ser través de rampas. Se obtiene así una esclusa de paso obligatorio, por la que todos los vehículos tienen que pasar. El peso del vehículo es aguantado únicamente por la resistente rejilla soldada bajo presión. Las rejillas se pueden retirar fácilmente de las cubetas para su limpieza.

Gracias a su montaje especial, las bandas de cepillos se rebajan por debajo del nivel superior de la rejilla en caso de carga demasiada elevada.
Eso nos permite garantizar una duración de al menos 100.000 pasos, aun cuando se usa una única línea de paso. Alternando las rejillas y sustituyendo las bandas de cepillos entre sí, podrá contar en la práctica con una utilización de alrededor de 500.000 pasos para el sistema completo.

Como funciona la limpieza de las cubetas

Es necesario realizar una limpieza de las cubetas antes de que la suciedad acumulada sea tan alta que pueda molestar el movimiento de las bandas de cepillos (según el uso será cada 6-8 semanas).




Para una limpieza completa es necesario retirar las rejillas. Para esta operación se puede utilizar los pequeños ganchos (entregados con la instalación) o el gato para usar con una única persona(accesorio). Una vez abiertas, les cubetas entonces se pueden aspirar sin problema.