La aportación de impurezas por los vehículos en las zonas sensibles de almacenamiento y de producción es generalmente subestimada. Primero se ensucia la zona de entrada, después los vehículos que siguen transportan las suciedades cada vez más lejos dentro de la zona de producción.

Los neumáticos y las ruedas de los vehículos que circulan únicamente dentro de la empresa llevan las impurezas dejadas por otros vehículos y las introducen cada vez más lejos en los sitios sensibles.
Hasta ahora existía solamente la posibilidad de eliminar, a posteriori y no sin dificultad, la suciedad aportada con vehículos de limpieza.

Con ProfilGate® se puede solucionar el problema directamente en la zona de entrada ¡Hasta 90 % de las impurezas que se encuentran sobre la superficie de las ruedas pueden ser eliminadas!